El trabajo os hará libres

En toda actividad humana que sea mínimamente competitiva siempre habrá tres tipos de personas. Apliquémoslo a los videojuegos.

Foto de la puerta del campo de concentración de Dachau con la frase "arbeit macht frei"

Hace unos días publiqué una entrada, titulada Videojuegos competitivos, jugadores competitivos, ésta que vais a leer puede ser considerada su continuación:

Pensad en cualquier deporte, juego de mesa, asignatura, trabajo manual, videojuego… Tengo una pequeña teoría al respecto. Creo que en todo entorno competitivo hay dos factores que nos definen:

– El talento innato para desempeñar cualquier actividad.

– Nuestra capacidad de trabajo para desarrollar dicha actividad.

Si seguís este blog sabéis que soy un lamentable jugador de Call of Duty. No se me da bien, pero me parece divertido y juego un par de veces por semana. En términos de competición, soy un jugador con un talento innato bajo y una capacidad de trabajo baja. Pero si me pongo a jugar dos horas al día en lugar de una hora cada tres días, dentro de un tiempo seré un jugador muy bueno y seguiré siendo mejor cuanta más dedicación y horas le ponga.

Tabla con los emblemas de prestigio de Call of Duty Black Ops

Cúrratelo en Black Ops y obtén estas insignias tan molonas

¡A trabajar!

Esto significa que mi escaso talento innato puede ser compensado por trabajo. Un trabajo divertido, sí, pero algo que tendré que hacer regularmente y con dedicación: es un trabajo. Y es que el esfuerzo “democratiza” e iguala a los competidores. Es algo que afortunadamente permite al ser humano mejorar en todos los ámbitos.

Pero vayamos al grano. Basándonos en todas estas ideas, creo que podemos encontrarnos tres grupos de jugadores:

– Los que TIENEN MUCHO talento innato.

– Los que NO TIENEN TANTO talento innato y trabajan para mejorar.

– Los que TIENEN MUCHO talento innnato Y ADEMÁS se lo curran mucho para mejorar.

Salvando la distinción entre poco y mucho, donde entrarían muchos matices, se puede decir que el primer grupo es poco habitual y suele valorar poco el ámbito competitivo. El segundo grupo es más habitual, englobando a la mayoría de competidores. El tercero suele estar conformado por gente de alto nivel; son los mejores, los que marcan la diferencia, los referentes.

El premio al esfuerzo

Si nos fijamos bien, los videojuegos competitivos premian antes el esfuerzo que el talento. Muchos títulos están diseñados para echarles horas. En el NBA 2K13, tu jugador en modo carrera mejorará a base de jugar. Si eres bueno mejorarás antes, pero necesitarás un buen número de horas en cualquier caso. En Call of Duty necesitarás jugar y jugar y jugar para desbloquear las armas y ventajas que realmente marcan la diferencia. En World of Tanks tendrás que reventar muchos tanques enemigos antes de tener un buen carro con el que pasearte por los combates.

Foto del NBA 2K13 en una escena con Marc Gasol de cerca

Marc, todo un trabajador

Por lo tanto, todos esos videojuegos actuales de tipo competitivo requieren tiempo. Mucho tiempo. Y esfuerzo, mucho esfuerzo. Está claro dónde se encuentra la clave de la diversión en este tipo de juegos.

Por cierto, en la clasificación anterior no he incluido a un cuarto grupo: ¿qué pasa con los jugadores que no tienen talento y no se lo trabajan (como yo)? Esa idea me la reservo para otra entrada. Próximamente…

La macabra foto que encabeza la entrada es una instantánea de la verja del campo de concentración de Dachau, donde se lee “arbeit macht frei” (el trabajo os hará libres). Fotografía de re_birf, con licencia Creative Commons.
Anuncios

4 comentarios en “El trabajo os hará libres

    • No puedo estar más de acuerdo contigo sainters, porque creo que la competitividad de muchos juegos ha alcanzado tal nivel que deja a mucha gente fuera. Y creo que es un tema a tratar más a fondo, como seguiré haciendo próximamente.

      “Quejarse como excusa para justificar la vagancia” es un punto de vista interesantísimo que sin duda trataré en mi siguiente entrada sobre el tema. Gracias por el comentario.

  1. Yo añadiría dos grupos más:
    -Los que NO TIENEN MUCHO talento y por mucho que se lo curren llegan a un punto en el que se estancan (Hay pocos pero haberlos haylos).
    -Los que TENGAN O NO TALENTO prefieren ganar a disfrutar y utilizan todas las artimañas posibles. Unas veces de forma “legal” como los p***s camperos del Call of Duty, que se tienen que aburrir un montón tantas horas con su soldado escondido disparando desde lejos para tener buenas estadísticas. Y otros que en su afán por ganar hacen lo que sea, por ejemplo los que ponían a descargar con el emule a tope para minimizar el ancho de subida y volver loco al contrario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s