World of Tanks: la review de un campero

Me arranco con este adictivo juego free-to-play que me tiene enganchado en los últimos tiempos y que enfrenta a estas bestias mecánicas que dominaron los campos de batalla del siglo XX.

WoT

World of Tanks (WoT) es un videojuego gratuito para PC en el que dos equipos de 15 tanques (modelos reales) se enfrentan en escenarios cerrados que recrean ciertos campos de batalla del siglo XX. Es por lo tanto un juego de guerra en el que los géneros de estrategia, acción y gestión de recursos se mezclan. ¿Qué tal está World of Tanks?

Boca a oreja

He visto World of Tanks anunciado en Facebook numerosas veces. Los banners de este juego también han sido frecuentes. Incluso un anuncio de televisión. Pero finalmente han sido los comentarios de un amigo los que me han hecho darle una oportunidad.

Antes de la recomendación, este título no me resultaba atractivo, parecía ser hogar de competitivos jugadores que le dedican su vida. Uno de esos juegos extremadamente hardcore, poco accesible y que requiere mucho curro. Al final resultó tener un poco de eso, pero también un poco de lo otro.

Fácil de jugar

World of Tanks es un juego muy fácil de jugar. El primer tutorial así lo demuestra: no dura más de cinco minutos y no puede ser más sencillo de completar. Moverse con WASD, apuntar con el ratón y disparar. Zoom con la rueda y fijar objetivo con el botón derecho. A partir de ahí te dejan suelto entre millones (millones) de jugadores que se cruzarán contigo dependiendo del tanque que elijas. Empezarás con los modelos más débiles y poco a poco irás ganando experiencia y dinero para conseguir mejores carros.

Un museo jugable

El principal atractivo de WoT son los tanques. Esto puede parecer una obviedad pero es cierto, cada modelo es diferente, están cuidados al detalle y no hay dos que se comporten igual en combate. Cabe reconocer el gran esfuerzo realizado por los desarrolladores para crear los cientos de tanques disponibles, divididos en seis países: URSS, Estados Unidos, Alemania, Gran Bretaña, Francia y China. Durante la redacción (septiembre de 2013) de esta entrada se sabe que pronto se les sumará Japón con nuevos modelos.

Al detalle

El juego cambia mucho dependiendo del escenario (hay muchísimos, aunque hasta bien avanzado el nivel no empezará a surgir la variedad) pero son los tanques los que marcan la diferencia. Puedes plantear estrategias de reconocimiento con tanques pequeños y rápidos; esperar atrás con artillería que dispara desde lejos; avanzar como un rodillo con tanques pesados o medios… Todo esto en divertidas batallas de 15 vs 15 totalmente aleatorias y diferentes entre sí.

Difícil de dominar

Tras jugar un tiempo, te darás cuenta de lo complicado que se vuelve este juego. El control no puede ser más sencillo, pero los factores que entran en el campo de batalla lo hacen complejo. Es aquí donde puedes encontrar un escollo insalvable o un reto atractivo. Es aquí donde el juego te va a requerir que te lo curres. Es aquí donde opino que World of Tanks obtiene un sobresaliente.

En mi opinión, las claves de World of Tanks son la duración de sus partidas y su sistema de niveles: las batallas tienen un tiempo límite de 15 minutos y la mayoría se resuelve en la mitad de ese tiempo. Además, cuando mueres, tienes la opción de abandonar la partida e iniciar otra con otro tanque mientras se termina la anterior. Esto permite partidas ágiles, abundantes y variadas como ningún otro. Por otro lado, el sistema de niveles hace que los tanques con los que te enfrentes sean más o menos igualados. Siempre tendrás algún tipo de ventaja sobre los adversarios que puedas explotar. A partir de ahí será la pericia, la estrategia o la suerte los que decidan la batalla.

Ciudad o campo abierto, diferente estrategia

Por eso mismo, la dificultad que un novato encuentra al encontrarse con jugadores mejores puede ser salvada a base de jugar. A este juego se aprende mayormente jugando porque, aunque tiene nociones básicas de estrategia que deben estudiarse por las diferentes webs y foros, eso es algo que un jugador no se verá obligado a hacer tras echar bastantes partidas y estar realmente interesado en él.

Soy un pollo campero

Cada uno tiene su estilo. De vez en cuando echo unas partidas con el amigo que me recomendó el juego y me doy cuenta de que, además de estar a un nivel claramente superior al mío, tiene un estilo de juego marcadamente diferente. Él es un rusher. Le gustan los tanques rápidos, que avanzan y cogen por los flancos al enemigo. Esto requiere habilidad, gusto por la acción y mucha adrenalina. Mi estilo es, por ahora, totalmente diferente: soy un campero. En WoT los camperos son parte de la estrategia. Defender, esconderse y esperar tu momento es algo tan válido como atacar y flanquear. Esto me hace preferir tanques como las artillerías, que aburren mortalmente a mi amigo pero que bajo mi punto de vista le dan un toque diferente a ciertas partidas.

Gratis en su justa medida

No puedo terminar esta entrada sin contar en qué consiste el free-to-play de WoT. Cuando empiezas a jugar a un juego de este tipo, lo primero que uno se pregunta es dónde está la trampa. Es de esperar que en algún momento el juego te pida tu sucio dinero y la experiencia jugable se arruine por completo. En World of Tanks los pagos te ayudan a avanzar más rápido en el desarrollo de tus tanques… Y ya. Es totalmente posible disfrutar al 100% del juego sin pagar un solo euro. Esto es una gran noticia para la mayoría de jugadores que, como yo, no tenemos pensado en pagar por jugar.

En definitiva, lo anteriormente expuesto hace ver que estoy entusiasmado con este juego diferente, que mezcla con maestría lo fácil y lo difícil, lo gratuito y lo comercial, lo divertido y lo competitivo.

Jugar a WoT | World of Tanks

Anuncios

6 comentarios en “World of Tanks: la review de un campero

  1. El juego tiene el inconveniente grave que está lleno de jugadores que hacen trampa y cuando los denunciás te bloquean la cuenta en los foros para que no propagues el asunto. Seguramente esas trampas les deja mucho dinero a los dueños del juego.

  2. Pingback: Análisis de Destiny: El Rey de los Poseídos (PS4) | BUHOJUEGOS

  3. El juego en si desde su inicio es una trampa. Aparte de lo apasionante y adictivo que realmente es como comenta nuestro amigo, el juego base se puede modificar con añadidos exteriores sobre los cuales WG no tiene ni quiere tener ningun control, con lo cual hay gente que siempre jugará con ventaja, y otro inconveniente es que si no utilizas las opciones de pago el juego se hace eterno a la hora de avanzar, es decir , si no adquieres cuenta premiun (x € a pagar ) o no adquieres algun tanque premium.
    Tambien está el hecho que por mucho que te digan que el Matchmaking ( o la forma de emparejarte o en que mapa puedes salir, a veces 6 y 7 veces en el mismo , hasta seguidas, aunque WG ya anuncio que habria mapas segun categorias “tier” , no es cierto, es vergozoso que un mapa pequeñito , destinado a los tier 2 y 3 sea utilizado indiscriminadamente por tier de nivel 9 y 10 ).
    Y sobre todo, como se comprende que salgas a jugar , te cargues 4 tanaues enemigos y salgas perdiendo créditos de tu cuenta, tal vez tengan que aprender algo de sus competidores de Obsidian con el ARMOURED WARFARE, donde por muy mal que se te den las cosas no se pierde tan descaradamente.

    • Es cierto Kike que el Matchmaking de World of Tanks te pone siempre por debajo o en igualdad que tus competidores. está claro cuál es el modelo de negocio y por donde lo llevan, pero creo que los hay peores.

      Me apunto el Armoured Warfare, no lo conozco y habrá que investigarlo 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s