Limbo (PS4): negro sobre negro

Hoy hace un día y medio que terminé Limbo, uno de esos juegos “gratis” disponible en Playstation Plus para su descarga. Lo he ido jugando en ratos muertos. Partidas cortas en las que sorteaba un par de puzles y lo dejaba. Tras una enganchada inicial, eso sí, en la que llegué a la mitad del juego, tras lo cual he ido jugándolo poco a poco conforme la dificultad aumentaba. Un juego distinto en lo visual, clásico en sus mecánicas y único en su conjunto. Porque dos cosas son destacables de Limbo: su forma y su fondo.

Captura de pantalla 2015-08-24 a la(s) 23.26.21

Limbo: La forma

Si algo tiene de destacable este título es su crudeza sensorial. La historia es difícil (o imposible) de desentrañar, la atmósfera te envuelve con su tranquilidad opresiva, la ausencia de música (¿no hay música, no?) crea cierta tensión, su amplia paleta está en 256 tonos de negro. Son elementos que crean una experiencia de juego en la que tampoco la jugabilidad queda mal parada.

Limbo: el fondo

Toda esa ambientación te hace avanzar con curiosidad al principio, pero ésta se torna en reto conforme los obstáculos que tienes que sortear evolucionan de modo tan despiadado como ingenioso. El salto del protagonista es propio de un cachalote de 40 toneladas, por lo que no esperes sortear muchos peligros saltando. A lo largo del nuestro periplo nos encontraremos con toda suerte de mecanismos, trampas, animales y enemigos que de un modo u otro utilizaremos para avanzar. Los niveles están diseñados al milímetro. Hay mecanismos que solo nos encontraremos una o dos veces en el juego y las situaciones son variadas y están muy bien diseñadas. Pero para salir airosos tendremos que morir varias veces por el camino. De manera horrible en ocasiones.

Captura de pantalla del videojuego Limbo para PS4

Veamos…

Cada vez que mueras, la escena se quedará centrada sobre tu cadáver durante cinco o seis segundos que parecen una eternidad, durante la cual el juego te obliga a recrearte sobre el cadáver de tu anónimo álter ego. Porque Limbo es cruel. Unos de los videojuegos más crueles que recuerdo. Me pregunto qué habrá dentro de la mente enferma que ideó ciertas situaciones que nos harán sentir verdadera repugnancia.

Por eso mismo creo que Limbo es un juego especial. Por su forma original y por su fondo trabajado. Por sus claroscuros y sus oscuros-oscuros. Si tenéis la oportunidad de jugarlo en una de sus múltiples versiones (móviles, Steam, consolas), no dudéis en probarlo.

Anuncios

2 comentarios en “Limbo (PS4): negro sobre negro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s