Análisis de Downwell (iOS): un juego honesto

Reseñar Downwell no es tarea fácil. Hablar de este juego te obliga a dejar de hablar del mismo. Es el precio que conlleva ser un símbolo. Este videojuego ha sido aclamado por la crítica por lo que representa, antes que por lo que es. Y eso da que pensar.

Pantalla título de Downwell

Pantalla título de Downwell

Cuando compras Downwell en la App Store sabes lo que estás haciendo. No te lo encuentras sin más y lo descargas. Sus 1,99€ (que en mi caso fueron 0,99€ gracias al Black Friday) no suponen un obstáculo, pero si observas capturas de pantalla del mismo puedes salir huyendo. Si decides comprarlo es que has oído hablar de él.

Sus gráficos son feos. No son agradables. Su paleta de tres colores se compone de negro, blanco y rojo. Los gráficos no son bonitos. No es pixel art. Se parece a un juego de Spectrum de los feos. Pero eso forma parte de un todo.

Aquí hemos venido a jugar

Cómo me gusta esa frase. En Downwell los controles son muy simples. Se trata de una caída constante con tres botones: izquierda, derecha y salto. Si pulsas el salto cuando estás en el aire, disparas hacia abajo. Si se te acaba la escasa munición, se te rellena por completo al volver a tocar el suelo. Y ya está, a jugar. Caer y saltar, disparar y volver a caer. De vez en cuando, encuentras powerups que dan nuevas habilidades a tu salto, desplazamiento o disparo.

Downwell captura de pantalla

Hacia abajo y más allá

Estas premisas, tan simples como sus gráficos, han sido muy bien ejecutadas. El juego se siente dinámico, frenético, difícil. Las mecánicas responden bien y divierten. No hace falta más para construir un videojuego notable… Aunque hubiera sido muy fácil coger esta buena base y fastidiarla por completo.

Una filosofía correcta

Downwell no la fastidia. Al terminar cada nivel te da a elegir una de entre tres ventajas. Más vida, un salto explosivo, recuperar vida de los enemigos que matas… Simplemente por superar los escenarios. No te ofrecen pagar por tener ventaja. Y eso es crucial. Pagas por el juego y juegas. Lo demás depende de ti.

Eso es lo que hace a Downwell un juego redondo. Todo en él es coherente. Es un juego simple, directo, sin historia. Juegas y te diviertes. Por eso triunfa donde otros la cagan.

Como buen juego de móvil, este título es viciante. Te deja enganchado a tu móvil o tablet como un tonto. Pero cuidado, Downwell no te engancha porque tengas que esperar para jugar, ni porque tengas que realizar looteo para subir de nivel. Downwell te engancha porque es divertido jugarlo. Por lo tanto, es un videojuego que te gustará si te gusta jugar. Si lo que te gusta es matar el tiempo en el metro de cualquier manera, Downwell no es lo tuyo; tienes miles de títulos infestando la App Store que podrás disfrutar más.

Tres botones

Jugar en iOS con un gamepad a este juego sería maravilloso. El control táctil está bien y forma parte de su dificultad, pero se siente extraño no poder jugar a un título de estas características sin respuesta física de los botones. Por eso, si tienes la posibilidad de jugarlo en Steam (solo Windows por ahora), no debes dudarlo. Son tres euros. Es rentable.

Un buen juego por sí mismo

Downwell es un juego bien nivelado, bien pensado. No hace falta buscarle tres pies al gato con él y con lo que representa. Es un buen videojuego y eso debería ser más que suficiente para disfrutarlo al máximo.

Downwell
Nota: 8

Anuncios

Un comentario en “Análisis de Downwell (iOS): un juego honesto

  1. Pingback: Juego del Año 2015: aquí están los ganadores | BUHOJUEGOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s