Oculus Rift es el Tesla Roadster de la realidad virtual

Oculus Rift

Tras varios años de desarrollo y ser adquiridos por Facebook, el pasado 6 de enero de 2016 Oculus Rift abría el período de reservas de su sistema de realidad virtual. En Europa hablamos de casi 750€ de desembolso para un periférico que necesita un ordenador de (al menos) 1000€ para funcionar. Creo que en 2016 ya llevamos mucho camino tecnológico andado como para escandalizarnos. Es lo que tiene ser el primero en ambición, desarrollo tecnológico y plazos.

Oculus Rift quiere convertirse en la realidad virtual de referencia en el mundo de los videojuegos. Por ello han desarrollado un dispositivo muy potente, pensado para marcar una pauta con la que los competidores verán obligados a compararse. No me parece un producto pensado para venderse en masa. Me parece más bien una demostración de capacidad. Las Oculus Rift son el Tesla Roadster de la realidad virtual.

Tesla Roadster

Tesla lanzó su Roadster en 2008 tras dos años de expectación y algún que otro retraso. Ese coche puso a Tesla en el mapa, fue una declaración de intenciones, era exclusivo, rematadamente caro y una rareza que no parecía merecer la pena por sí sola. Fue el primer paso de una gran revolución, la del coche eléctrico de consumo, que ni mucho menos ha terminado todavía. Me parece que Oculus ha presentado su Roadster. Ha puesto la primera piedra de un proceso largo que busca poner la realidad virtual en algún lugar que nadie es capaz de prever, posiblemente ni siquiera en Oculus.

Por lo tanto me parece precipitado lo que se puede leer por muchos medios. Mis admirados redactores de Anait Games dan sus opiniones en un recomendable artículo a tres voces, que se centra mucho en si el producto tendrá o no éxito, tomando la parte por el todo y mezclando Oculus Rift con la nueva categoría de producto que él mismo acaba de definir. Por el momento creo que tenemos que esperar a que los demás actores de la realidad virtual muevan ficha. Sony con su PlayStation VR y Valve con su HTC Vive tienen que mostrar sus alternativas. Y ahí Oculus languidecerá por la falta de contenidos, comparada con la fuerza de dos marcas como PlayStation y Steam.

No obstante, Oculus ha golpeado primero con un dispositivo que no se pone limitaciones. Sony no podrá competir con la calidad gráfica de las Oculus, ya que depende de una PS4 para funcionar, poco potente comparada con un PC de 1000 pavos, pero partiendo de una base de 35 millones de consolas vendidas a día de hoy. Ojo.

Mi conclusión tras reflexionar un poco es que es demasiado pronto. Nadie sabe si la realidad virtual tendrá encaje. Si los juegos serán de calidad. Si la experiencia de juego permitirá un sesiones de disfrute cómodas. Pero lo que está claro es que 2016, el año que tenía que dar el inicio a esta nueva experiencia, empieza interesante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s