Lo confieso: soy un maltratador de videojuegos

GTA V

Sí. Es cierto. Soy un mal jugador de videojuegos. En las próximas líneas voy a desnudarme como jugador, contando mis hábitos y mi manera de jugar. Es un ejercicio poco habitual y por eso, quién sabe, es posible que te sirva a ti, que quizá nunca te hayas dado cuenta de tus propias costumbres. Como siempre digo, a veces es bueno replantearse las cosas.

GTA V. Esa es mi próxima adquisición videojueguil. Lo curioso es que nunca me gustó la serie Grand Theft Auto. Siempre me pareció demasiado facilona. Muy de hacer el cabra para mi gusto. Pero lo cierto es que el mensajero llegará en unos días para entregármelo. Ha habido varios motivos. El principal de ellos ha sido el que mi amiguete Luis lo tiene y jugar online es una perspectiva seductora. Mi colega del curro, Dani, también lo tiene y está disfrutándolo mucho. Pero por otro lado, hay algo que me ha empujado a comprarlo. No ha sido por la calidad del juego, ni por las ganas de deleitarme con un título tan alabado por todos. Es porque el cuerpo me pide acción. Y eso me ha dado que pensar. Me he dado cuenta de que utilizo los videojuegos con vileza, sin ningún miramiento. Prosigo.

Una vista atrás

Echemos un vistazo a los últimos juegos a los que he jugado últimamente, de más reciente a más antiguo: The Witness, Hotline Miami, Grim Fandango, The Witcher 3 y Destiny. He utilizado todos y cada uno de esos juegos a mi conveniencia. Me apetecía jugar online, así que me metí con Destiny. 80 horas de juego después lo rechacé por estar ya saciado, dejándolo radicalmente de lado. Pasé a The Witcher 3 porque el cuerpo me pedía una aventura inmersiva y en solitario, pero lo dejé incompleto. Luego quise algo más calmado y ligero, así que terminé Grim Fandango. Reboté ante mis ganas de acción y pasé una semana y pico bajo los efectos del LSD ultraviolento de Hotline Miami, tras el que salí tras llegar a mitad de juego. Volví a The Witcher 3, terminé las aventuras en Skellige y finalmente aterricé en The Witness y su pausado, tranquilo y desafiante reto a mi inteligencia.

Ahora, de repente, con 380 paneles completados en la isla de The Witness y más cerca del final que del principio, me entra el ansia por cambiar. Ante mí, la posibilidad de ir a por Unravel o decantarme por GTA V. La cabeza me pedía la belleza y deleite de Unravel, pero mis entrañas quieren acción. Aparentemente incomprensible, ya que Unravel es una delicia tal que así:

Estados de ánimo

No he sido coherente con ninguno de estos títulos. Los he maltratado sin piedad aunque todos ellos son joyas del videojuego contemporáneo. Si he tenido una época de mucho trabajo en mi curro, he acudido a un título tranquilo. Si necesitaba quemar estrés, el multiplayer y la acción. Si quería que me contasen una historia, Geralt de Rivia ha sido mi hamijo. Eso me hace considerar seriamente que no soy un buen jugador de videojuegos.

Cuando juego a ellos paso muchas, muchas horas. Llevo más de 60 horas jugadas a The Witcher 3, lo he disfrutado a tope, pero no le he correspondido como el título me demanda. He sido un experto de Destiny y, aunque no he jugado tanto como los miembros de mi clan por falta de tiempo, me las sabía todas. Pero lo cierto es que no he sido fiel a ningún videojuego. Me he convertido en alguien que los instrumentaliza, los usa como saco de boxeo, como un kleenex, como una evasión.

Bloguero atípico

Soy consciente de que esto no es lo habitual en el medio. Lo comentaba con Dani, mi compañero de curro. Los podcasters y blogguers del ramo son dedicados, fanáticos, amantes incondicionales del arte interactivo. Pero yo soy un jugador del montón, de los que no disfrutan una obra, sino que la consumen. Eso me convierte en público, no en crítica. Quizá no tengo ni idea de lo que hablo cuando hago un análisis, pero de una cosa estoy seguro: sabré si me ha gustado un título porque me habrá dado lo que pedía o habrá fracasado en el intento. Quizá eso pueda resultar interesante a alguien.

Por lo tanto, hazte la misma pregunta que yo. Plantéatelo seriamente: ¿eres fiel a los juegos que juegas o los utilizas para tu conveniencia?

Anuncios

3 comentarios en “Lo confieso: soy un maltratador de videojuegos

  1. Pues eres un jugador como debe ser, de los que disfrutan los videojuegos, que para eso son. No eres uno de esos que los utilizan para dárselas de intelectuales por su buen gustos al elegirlos o su capacidad para dejarse abstraer por los ambientes especiales de los juegos más raritos… Yo, como tú (ya que lo preguntas) hay juegos a los que soy fiel y otros que pongo a mi servicio como explicas (en estos últimos por ejemplo, el metal gear v, horriblemente aburrido juego si no te lo tomas como mejor te venga). Los juegos se hacen para gente como nosotros, para quienes se lo pasen bien con ellos, y quien olvide eso, o crea otra cosa, se equivoca. Tienes el derecho a crítica, por cierto, como cualquier hijo de vecino, que es lo que faltaba, cojones. Sigue así, hace poco que leo este blog, pero me gustan mucho tus artículos (y por cierto, la verdadera información del mundo de los videojuegos actuales sólo la encuentro veraz en blogs como este, de jugadores como nosotros).

  2. Pingback: No Man’s Sky: primeras impresiones | BUHOJUEGOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s